domingo, 14 de agosto de 2011

cosas que no ocurren todos los días


 sábado:
Dinner´s Club 77,
azotea,
vino exquisito,
comida compartida,
textos amorosos,
niñas bonitas
y, lo mejor,
montón de risas.







domingo:
Brunch (Breakfast+lunch),
con el incongruente 
y fantástico horario de 11 a  20...
Un lujo para los ojos,
para el gusto 
y para el olfato.
Familia,
tribu,
risas.
Matrona siempre: Lydia.
El olor del café.
Purito placer.


2 comentarios:

nere dijo...

reconocer que todo estaba buenisimo, no hay más que mirar. El trabajo de la anfitriona dió sus frutos, en nuestros agradecidos estomágos. Gracias ly por las molestias y a las dos por la compañía

carlos suarez dijo...

¡¡Recomiendo y propongo a Lydia que esta mesa sea menú de oferta obligada en Pasteleria Cerdaña¡¡
¡¡No es sano ser tan egoistas...¡¡
¡¡Dios, que envidia..¡¡